GENERALIDADES
 
SERPIENTES VENEZOLANAS
GENERALIDADES
SISTEMATICA
ANATOMIA
FAMILIAS
PATOLOGIAS
PRINCIPIOS DE CIRUGIAS
TERRARIO
VENENO
CLINICA
CURRICULUM VITAE
ENLACE
GENERALIDADES

El origen de las serpientes plantea 2 cuestiones: Como llegaron al estado actual y de qué tipo de ascendientes tetrápodos proceden. Como carecemos de pruebas directas sobre su ascendencia, sí bien los reptiles han sido conocidos en estado fósil en Pérmico inferior, es decir hasta el fin de la Era Primaria y culminan en la Epoca Secundaria durante el Triásico y el Jurásico, las serpientes propiamente dichas no aparecen sino tiempo después en el Cretáceo.

Se dice que los reptiles tienen un origen común con los actuales anfibios, lo que darían nacimiento a los Ofidios, parecería ser un grupo ya extinguido de Pythonomorfos, éstos eran animales marinos - de cuerpo serpentiniformes - con miembros en forma de aletas; en el cretáceo. Los primeros reptiles (cotilosaurios) aparecieron hace unos 300 millones de años. Durante el período Triásico, los reptiles fueron el grupo dominante sobre el planeta (entre 230 y 180 millones de años). De los 16 ordenes existentes en ese período, al finalizar el mismo solo la mitad subsistían y la otra mitad se había extinguido, al finalizar la era Cenozoica, es decir, al final del período Cretáceo.

De los últimos 4 ordenes sobrevivientes, durante el Terciario, el unico que evfolucionó en número de formas vivas fué el orden Squamata, Compuesto por lagartos, ofidios y anfisbenios.

Sólo se conoce un fósil importante para la historia primitiva de este grupo de animales, de unos 130 millones de años, Dynilisia patagónica, descrita en 1908 por Woodward, es del período Cretáceo. Se cree con bastante seguridad que se parece a un Boído actual, con los pequeños pitones, loxocemus de América Central y Calabaria de Africa Occidental. Ya en el Cretáceo había géneros, los cuales están asignados a las actuales familias de los Boídos y los Anillidos. Con esta información se dice entonces que algunas de las serpientes más primitivas que existen actualmente, ya existían mucho antes del final de la Era de los Reptiles o de los Dinosaurios.

A juzgar por el pequeño número de fósiles encontrados, parece haber aumentado en números a partir de los antiguos períodos geológicos, contrariamente a otras clasificaciones de Reptiles, que dan importancia a los tiempos secundarios, los cuales pueden ser designados con el nombre de la Era de los Reptiles.

En las capas rocosas situadas bajo el Cretáceo, no se encuentran rastros de ofidios. Por otra parte, sus restos son pocos o mal conocidos; consisten en su mayoría, en vértebras aisladas o piezas óseas de conservación defectuosa.

Entre la gran cantidad de especies actualmente reconocidas de Reptiles fósiles emparentados con formas ancestrales de Pájaros y Mamíferos, lo que daría nacimiento a los Ofidios parecería ser un grupo extinguido de los ya descritos Pythonomorfos.

Las familias más avanzadas (colúbridos, vipéridos, crotálidos, élapidos y micrúricos), no están representadas en forma fósil hasta el Mioceno. La radiación, fundamentalmente de las serpientes ha tenido lugar, por lotanto, durante los últimos 20 millones de años, acaso coincidiendo con la aparición y diversificación de los roedores, mamíferos que constituyen una parte importante de la dieta de muchas de ellas.

La afinidad de las serpientes con los saurios es un aspecto muy debatido. Según algunos, están relacionadas con los varanoideos o platinotos, que comprenden al Varano actual, al Lantanoto de Borneo y al Monstruo de Gila. Este grupo de saurios estaban ya bien establecido y diversificado en el Cretáceo, por lo que se deduce que su origen debió ser muy remoto. Otros zoólogos sostienen que las serpientes difieren demasiado de cualquier otro grupo de saurios modernos para haber derivados de ellos o de sus ascendientes inmediatos. Como las familias de saurios ya estaban establecidas en el cretáceo y los infraordenes actuales ya existían en el Jurásico, habría que afirmar la divergencia entre ambos grupos de reptiles hasta el triásico, época de la cual datan los saurios más antiguos conocidos, muchos más primitivos que los grupos modernos.

El desarrollo del aparato ponzoñoso probablemente se produjo las divisiones Eoceno, Oligoceno, Mioceno y Plioceno de la Era Terciaria. Según Gilmore, la primera serpiente con un aparato inoculador de ponzoña apareció durante el Mioceno, en lo cuál también esta de acuerdo Romer, que aseguró que no se conocen restos de serpientes ponzoñosas con colmillos acanalados o perforados anteriores al Mioceno.

El análisis de la visión aporta ya un testimonio importante. Las serpientes con buena visión presentan una estructura y un mecanismo de enfoque distintos de los saurios y de los de todos los demas vertebrados. Es evidente que su ojo está reconstruido en gran medida. La estructura de la retina índica que sus ascendientes tenían bastoncillos y conos, a diferencia de los saurios modernos, incluso los nocturnos y minadores, que solo tienen conos o células derivadas de ellos. Las serpientes ancestrales, pues probablemente eran nocturnas, y sus ojos se fueron reduciendo y simplificando en asociación con sus hábitos minadores o al menos netamente furtivos.

Las serpientes incluidas, las arboricolas tienen en el cerebro más materia ósea que los saurios entre estos, los que presentan una cavidad cerebral parecida a los minadores, cosa lógica si se tiene en cuenta que el hocico de un animal que se entierra, sin emplear para ello las extremidades, requiere más apoyo. existe un grupo de serpientes (las cieguitas) cuya mandibula permanece móvil y cuyo hocico se apoya totalmente sobre la cavidad cerebral.

Si las formas ancestrales también hubieran sido minadoras y hubiesen tenido la mandibula móvil, habría buenas razones para ese aumento actual de materia ósea. Desde este punto de vista, las serpientes minadoras, cuyas mandibulas contribuyen al asentamiento del hocico, habrán adquirido secundariamente esta característica.

Ninguna serpiente tiene la cola tan larga como la cabeza y el tronco juntos. Del 25% al 30% de la longitud total es la proporción corriente y en las especies arborícolas no pasa del 40%. El tronco pues, desempeña un papel importante en si locomoción. Entre los saurios, la cola de los que son ápodos y terrícolas interviene de modo decisivo en la locomoción y puede comprender las 3/4 partes de la longitus total; la de los minadores, en cambio, tiene una longitud reducida, que puede ser menor de la 5ª parte del total; muy bien pudiera ser que las serpientes hubiesen adquirido su actual estructura anatomica durante alguna fase minadora de su historia evolutiva.

El enfoque biogeográfico sugiere que los elápidos y los vipéridos se originaron de los colúbridos durante el mioceno, pero en forma separada. Los crotálidos son una divisiónposterior a partir de dos formas viperidas ancestrales llegadas al nuevo mundo al establecerse el puente terrestre del Estrecho de Bering. Una de estas formas ancestrales fue la estirpe "Pro-Bothrops" y la otra un linaje parecido a Agkistrodon de la cual se cree que se desarrollaron la línea Lachesis - Crotalus.

El crotálido fósil más antiguo parece ser del Plioceno y en su mayor parte parece a algunos crotálidos vivos.

El vipérido fósil más antiguo proviene de la última parte del Oligoceno, en el Sur de Asia y Africa.

Se cree que el linaje de elápidos más antiguo apareció en Malasia.
Imagen
CARACTERÍSTICAS ZOOLÓGICAS

Las serpientes así como todos los reptiles descienden de los anfibios. Sus antecesores son los lagartos, conservando algunas las más primitivas como los Anilidos y las Boas de Suramérica, rudimento de miembros posteriores en forma de espolones córneos a los lados de la placa anal y vestigios de cintura pélvica.

En cuanto a la Clasificación Zoológica, es un asunto bastante arduo de resolver. De las diversas clasificaciones - propuestas, casi todas ellas, durante los siglos pasados - hay algunas que nunca se han adoptado con carácter deneral. Pero otras se aceptaron al principio y fueron abandonadas después. La división en tres infraordenes principlaes parece razonable. El problema mayor radica en la clasificación de las serpientes superiores, los Cenofidios.

Los Ofidios tienen la siguiente ubicación:

- Phylum: Chordata (Cordados): Poseen cuerda dorsal y simetria bilateral.

- Grupo: Vertebrata (Vertebrados): Por poseer endoesqueleto y cráneo que envuelve el encéfalo.

- Clase: Reptil (Reptiles): Por tener un corazón con tres cavidades, respiracion pulmonar y temnperatura corporal variables (Ectotermos).

- Sub-clase: Lepidosauria.

- Orden: Squamata (Escamosos): Cuerpos cubiertos en su totalidad de escamas epidérmicas.

- Sub-orden: Serpentes (Serpientes): Se caracteriza por poseer, esqueleto formado por craneo, una larga columna vertebral, costillas flotantes, ausencia de esternón, pìel con escamas epidérmicas, no poseer párpados móviles, ni oido externo.

- Infra-orden: Scolecophidia (Escolecofidios): Minadores de cráneo compacto y hocico rígido. Conservan varios de los rasgos primitivos.

- Familia: Typhlopidae (serpientes ciegas)
- Familia: Leptotyphlopidae (serpientes gusanos)
- Familia: Anomalepididae (serpientes ciegas)

- Infra-orden: Hemophidia (Booidia o Hemofidios): Hocico móvil o apoyado en los huesos de las madibulas. Casi todos conservan vestigios de miembros posteriores, así como rasgos primitivos en los aparatos circulatorio y respiratorio.

- Familia: Boidae

- Infra-orden: Caenophidia (Cenofidios): Hocico y mandibulas móviles. Los rasgos primitivos de los hemofidios se han perdido.

- Familia: Micruridae
- Familia: Colubridae
- Familia: Crotalidae
DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

El número de serpientes es mucho mayor en las regiones tropicales que en el resto del globo. A partir de 3.000 metros de altura ya es díficil encontrarlas.

Son escasas en las zonas muy áridas, pero abundan mucho en las grandes selvas húmedas.

La migracion tal como la conocemos en las Aves no existe prácticamente.

En las regiones, áridas y zonas rocosas descubiertas (llanos) en las cuales el verano es muy cálido y seco, ciertas especies transcurren está estación crítica enterradas en el suelo; es la denominada "Estivación".

Según el Dr. Fernando Sandner Montilla, en un mismo tipo de clima y vegetación pueden aparecer una espec ie de ofidio, pero en otro clima de las mismas caracteristicas que el anterior, puede que no se encuentren estos ejemplares, tal es el caso de la Cuaima Piña (Lachesis muta) no se encuentra en las selvas de Guatopo, ni en las de Barlovento. En cambio, sí se encuentra en otras selvas macrotérmicas similares a éstas, como las del Sur de Venezuela. Al igual que la Cuaima Piña, sucede con las cascabeles en las sabanas de Barrancas, se encuentran otras especies diferentes a la cascabel común, que es la cascabel enana o Crotalus vegrandis.

En nuestro país se han encontrado ofidios hasta una altura de más de 3.000 m.s.n.m.

En las selvas húmedas y cálidas denominadas macrotérmicas, se localizan varias especies de nuestros ofidios tales como las Boas, en sus diferentes especies, como la Tragavenado (Boa constrictor constrictor), en regiones más secas, Boas Tornasol (Epicrates cenchria cenchria), en los caños de los ríos tenemos a la Anaconda o serpientes de agua (Eunectes murinus)

En los bosques húmedos abundan las serpientes no ponzoñosas y entre las ponzoñosas las 2 especies más abundantes son: La Cuaima Piña, cuya distribución en el país se limita a las selvas del Oriente del país, las de Guayana y el Sur del país y las subespecies de Bothrops lanceolatus en toda la nación.

En las selvas nubladas de montaña, entre 600 mts de altura y los 2.800 mts, a través de toda la Cordillera de la Costa, se localiza la Tigra Mariposa (Bothrops venezuelensis) y en los Andes, el Macizo Oriental y las montañas del Estado Bolívar.

TAMAÑOS Y FORMAS

Las serpientes comprenden una mayoría de formas que la naturaleza adapta a los hábitos que ella tiene. Las arborícolas son largas y livianas, además de ser muy delgadas, las terrestres son gruesas, fuertes y ágiles, las de hábitos acuáticos pueden tener los orificios nasales en la parte superior de la cabeza y la cola adaptada para hacer más efectivo el desplazamiento en el agua, además de ser gruesas, fuertes y sumamente ágiles.

Las de hábitos minadores presentan el hocico adaptado para poder excavar mejor y son de forma cilindrica.

La longitud de la mayoría está alrededor del 1 metro, algunas de las cuales salern muy por encima o muy por debajo de este promedio, como el caso de las Typhlops las cuales algunas no miden mas de 20 cms, y otras especies como la Eunectes murinus o Anaconda la cual se acerca a los 11 metros.

HABITOS

Bajo la influencia de la temperatura y de la insolacion, los ofidios presentan ciclos de actividad diurna y un ritmo estacional.

Las serpientes tienen un ciclo menor de actividades definidas para cada especie.

Dicho periodo puede ser:

Nocturnas: Desde el atardecer hasta el amanecer.

Diurnas: Desde la mañana hasta el atardecer.

Estos 2 ciclos en algunas especies no son estrictos y pueden abarcar parte de los 2 tipos.

El ciclo mayor abarca un año de actividad, pero puede incluir cambio de su área de actividad con migraciones para escapar de condiciones adversas, de esta manera, las serpientes no se quedan inactividad por varios meses, sino que buscan territorios apropiados para sus actividades normales.

Las serpientes pueden tener otros hábitos o costumbres, como son: Terrestres, subterráneas o minadoras, acuáticas y arborícolas, adaptadas físicamente a estos medios de vida, tanto en lo que cuenta para la coloración y dibujos de la piel, como la conformación de su cuerpo y órganos; así mismo tendrán su tipo de alimentación adaptada al medio donde se desenvuelven.

Las serpientes minadoras, perforadoras o subterráneas, todas ellas de breves dimensiones, viven bajo tierra blanda y se alimentan de invertebrados pequeños. Se Incluyen en este grupo las serpientes Cieguitas, las Corales, las de Cola de Escudo y algunos Colúbridos.
Las minadoras ondulantes viven en la arena, en la hojarasca de los bosques o en el fango. generalmente permanecen cerca de la superficie. Algunas de ellas penetran en los tuneles de otros animales, a los que dan caza. Son más grandes que las taladoras y se alimentan fundamentalmente de vertebrados pequeños. Entre ellas figuran serpientes de otras latitudes, La Serpiente Del fango Asiática, algunos Boídos y Colúbridos.

Existen infinidad de serpientes furtivas que se rehúyen de la luz del día y viven bajo la hojarasca, en las grietas, bajo los troncos o las piedras y entre las ríces de los árboles. Se alimentan de diversos invertebrados, así como de vertebrados pequeños, entre ellos algunas serpientes de hábitos similares. Este grupo incluye algunos Boídos y numerosos Colúbridos, Elápidos y Vipéridos.

Muchas serpentes cazan sobre la superficie, al aire libre. algunas son nocturnas y otras diurnas. Suelen seguir el rastro de otros vertebrados de hábitos similares, entre ellos ciertas formas que se aliemntaan de presas relativamente grandes. En el grupo de las serpientes cazadoras se incluyen algunos Boídos, Elápidos, Crotálidos, Colúbridos y Vipéridos, algunos de ellos también grandes. hay unos cuantos que son notables para la velocidad con que se pueden mover.
Imagen
Son varias las serpientes que viven en los árboles, sus presas están constituidas principalmente, por vertebrados arborícolas, ranas, saurios, etc. Comprenden varios Colúbridos.
imagen
Muchas serpientes son anfibias viven cerca de concentraciones de agua dulce o margales. Entre las especies anfibias figuran la Anaconda, numerosos Colúbridos y el Mocasín Acuático del Norte de la América, que es una Serpiente Ponzoñosa, perteneciente a la familia Crotalidae.

Son menos numerosas las Serpientes plenamente adaptada para la vida en el agua dulce y que apenas salen a tierra. Algunas prefieren de modo especial las aguas salobres y fangosas de estuarios. Estas pueden presentar cierto aplanamiento de la cola y la reducción de las anchas escamas del vientre. Tambioén comen principalmente, peces y anfibios. Comprenden varios Colúbridos.
imagen
Algunas Serpientes son plenamente marinas. Hay unas cuantas que acuden a la costa a poner sus huevos, pero la mayor parte de ellas son ovovivíparas y nunca salen a tierra. Existen un ciewrto número de serpientes verdaderamente pelágica y que pueden encontrarse lejos de tierra firme. Todas ellas se alimentan de peces, exepto una o dos, que comen huevos de pez. Con la excepción de las serpientes verrugosas, todas las serpientes marinas pertencen a la subfamilia Hidrophidae. Se localizan mayormente en los océanos Pacífico e Indico.

El número de serpientes es mucho mayor en las regiones tropicales que en le resto del globo.
imagen
LONGEVIDAD
¿Cuánto tiempo viven las Serpientes?

Aunque no lo parezca, resulta difícil de contestar, dado que en general se carece de datos precisos al respecto.

Realmente los Herpetólogos se han dedicado a estudiarlas bajo este aspecto, ya que se trata de una tarea que además de problemática exige mucho tiempo. ¿Cuánto? Pues ....! todo el tiempo que ellas vivan!

Para ser más claro y concreto, dicho estudio debe realizarse desde el momento en que nace el ofidio, se desarrolla (sin obstáculos), hasta que perece por muerte natural. Y ello debe efectuarse no sólo con un individuo, sino con varios de su misma especie, para lograr una estadistica. Si se considera que el suborden Ophidia agrupa aproximadamente 2.700 especies, y que con cada una debe realizarse una tarea similar para luego sacar un porcentaje y extraer del mismo término medio, sólo para poder contestar con datos fehacientes una pregunta de relativo valor cientifico, realmente no darían abasto en esa labor todos los herpetólogos del mundo, avocados exclusivamente a ese estudio.

Cuando se mencionó que el valor cientifico de tal estudio es "relativo", se refiere a que sólo pueden realizarse mediante el registro de los resultados obtenidos con animales cautivos. La cautividad, como es sabido, altera completamente la vida de todo ser viviente. Ello incluso es apreciable hasta en los vegetales, cuando son transplantados de su lugar de origen a un vivero. Los frutos que dan en otro medio ya son distintos; por ende las nuevas plantas que procedan de semillas de la anterior notarán alteradas con respecto a la primera. Dichas alteraciones en su constitución no significan un empeoramiento; el nuevo ambiente puede resultarle más propicio para su desarrollo que el de su ecología original. Para otras, el cambio de ambiente le resulta perjudicial.
imagen